10 formas en que el ejercicio beneficia a las personas mayores

La actividad física para adultos mayores es esencial para mantener su cuerpo fuerte por más tiempo. Lo mantiene independiente y autosuficiente, e incluso lo protege contra algunas condiciones de salud bastante graves.
Actividad física para adultos mayores

Beneficios que brinda la actividad física para adultos mayores

A medida que tu papá, mamá o ser querido envejece, el ejercicio simplemente no parece lo mismo que antes. Sus rodillas pueden doler y sus brazos pueden estar débiles. Tal vez, simplemente sienten que ya no tienen la misma energía.

Entonces, ¿Qué debe hacer un adulto mayor? ¡Mucho! Ya sea que tenga 60 u 82 años, es importante que hagan del ejercicio diario una prioridad.

De hecho, si tiene más de 65 años, es aproximadamente 30 minutos cada día o, 1 hora y 15 minutos de ejercicio vigoroso a la semana.

¿Por qué es tan importante la actividad física para adultos mayores? El ejercicio regular para las personas mayores proporciona muchos beneficios físicos y mentales significativos.

Independientemente de la edad de tu ser querido, se sentirá mejor física y mentalmente si dedica tiempo a mantenerse activo y permanecer así.

10 formas en que el ejercicio beneficia a las personas mayores

El movimiento regular a cualquier edad tiene beneficios para la salud. Y claro, la mayoría de nosotros probablemente podríamos perder algunas libras.

Pero, las correlaciones entre la salud y la actividad física para adultos mayores van mucho más allá de la escala.

Es decir, a medida que envejece tus padres o seres queridos, el ejercicio tiene un impacto significativo en la salud y el bienestar general de ellos.

El ejercicio para los adultos mayores es esencial para mantener un cuerpo fuerte por más tiempo. Lo mantiene independiente y autosuficiente, e incluso lo protege contra algunas condiciones de salud bastante graves.

Entre los numerosos beneficios de la actividad física para adultos mayores, encontrará:

1. Mejoramiento de la salud ósea

Los ejercicios de fortalecimiento muscular y entrenamiento con pesas no se tratan solo de fortalecer los músculos y aumentar su masa.

También, requieren que los huesos dentro de su cuerpo trabajen más duro. Entonces, mientras desarrolla músculos, también, desarrolla densidad ósea.

La actividad física para adultos mayores mejora la densidad ósea y, puede reducir el riesgo de osteoporosis u osteopenia, el precursor de la osteoporosis.

A su vez, esto reduce el riesgo de fracturarse los huesos y enfrentar más dolor y movilidad limitada.

2. Fuerza cardiovascular mejorada

El ejercicio aeróbico regular y el entrenamiento de fuerza mejoran la fuerza del músculo cardíaco.

Cuando el músculo cardíaco es más fuerte, las actividades diarias como subir escaleras, levantar una canasta de ropa o podar arbustos no ejercerán tanta presión sobre el corazón, lo que reduce el riesgo de un ataque cardíaco en tu ser querido mayor.

Además de fortalecer el músculo cardíaco, el ejercicio regular puede reducir la presión arterial y aumentar los niveles de energía para que pueda disfrutar de sus pasatiempos favoritos durante períodos más largos sin necesidad de detenerse para tomar un descanso.

3. Reducir riesgo de sufrir demencia

El ejercicio mejora el flujo sanguíneo en todo el cuerpo, incluido el cerebro. Esto ayuda al cuerpo humano a eliminar los productos no deseados del cerebro, evitando problemas de pérdida de memoria.

Además, la actividad física para adultos mayores mejora la capacidad de procesar información y la resolución de problemas, lo que eventualmente puede conducir a la demencia si no se trata.

Por ese motivo, el ejercicio también ayudará a tus padres, abuelitos o seres queridos a levantarse y salir de la casa.

Por ejemplo, asistir a un centro día en Bogotá, compartir a menudo con otras personas le brinda la oportunidad de interactuar y relacionarse con otros para mantener su mente alerta.

Centro Día

Inscripciones abiertas

Tus seres queridos, realizarán diferentes actividades guiados por un equipo de trabajo profesional que están a cargo de su bienestar integral. Conoce más de nuestro centro día.

4. Disminución del riesgo de caídas

Cuando tu ser querido participa en ejercicios de equilibrio y flexibilidad como el yoga, disminuye el riesgo de caídas porque mejora su equilibrio y la capacidad de su cuerpo para comprender dónde se encuentra en el espacio.

Además de eso, los ejercicios de equilibrio y actividad física para adultos mayores puede ayudarle a estar más en sintonía con los movimientos de su cuerpo y, aunque no puedan evitar una caída, pueden caer de una manera que sea menos perjudicial para su bienestar físico.

Junto con mejorar el equilibrio y la flexibilidad, hacer este tipo de ejercicios puede mejorar su confianza en su capacidad para moverse con facilidad.

Cuando su cuerpo se siente más fuerte y está más en sintonía con lo que hacen sus músculos, puede moverse con confianza y no pasar sus días viviendo con el miedo de perder el control en una caída.

5. Mayor rango de movimiento y flexibilidad

Del mismo modo, realizar una actividad física para adultos mayores de forma regular tiene un impacto positivo en su flexibilidad y el rango de movimiento de su cuerpo.

Cuando una articulación está limitada en su rango normal de movilidad, entonces su cuerpo no puede realizar las tareas como debería.

Lo que puede comenzar como una simple punzada cuando levanta una bolsa de comestibles puede decaer con el tiempo hasta convertirse en una incapacidad para guardar los platos o caminar hasta el baño.

Los ejercicios regulares de entrenamiento de fuerza, así como los estiramientos para mantener la flexibilidad ayudan a prevenir la rigidez y la disminución de la movilidad de las articulaciones con el tiempo.

Incluso si tu ser querido tiene una lesión o falta de movilidad, el ejercicio es importante porque puede ayudar a prevenir lesiones en otras áreas de su cuerpo. ¿Cómo? Cuando un área de su cuerpo está lesionada, otra área lo compensará.

Si un músculo está adolorido o no funciona bien, es posible que, sin darse cuenta, active otro músculo para compensarlo. A su vez, esto lo hace más susceptible a las lesiones en las articulaciones y los músculos que está usando para compensar.

6. Sueño de mejor calidad

Con el ejercicio regular viene el sueño regular. Las fluctuaciones de temperatura durante y después de un entrenamiento pueden ayudar a que tu ser querido se duerma más rápido y entre en el sueño profundo y reparador que necesita para mantenerse sano y fuerte.

Además, la actividad física para adultos mayores puede brindarle más energía durante el día, el sueño reparador regular ayuda al cuerpo a mantener niveles más altos de funcionamiento cognitivo (memoria y concentración), así como a reducir el riesgo de lesiones debido a la fatiga o al deterioro del funcionamiento físico.

7. Estado de ánimo mejorado

Actividad física para adultos mayores
Actividad física para adultos mayores

A medida que muchos adultos envejecen, es natural experimentar períodos de desánimo o incluso algo de depresión por los cambios que ocurren en su vida.

Tal vez, tus padres se estén adaptando a la jubilación, un familiar o amigo cercano ha fallecido hace poco. Sea lo que sea, es natural que experimenten períodos de tristeza.

Por supuesto, la actividad física para adultos mayores y el ejercicio hace que el cuerpo libere endorfinas, una sustancia química que mejora el estado de ánimo y los sentimientos de felicidad.

Además de estimular las sustancias químicas naturales de su cuerpo para que hagan lo suyo, incentívalos a participar en una clase de ejercicios o asistir a un gimnasio dirigido a adultos mayores.

También, podrías inscribirlo en una guardería para adultos mayores que es una excelente manera para que pueda socializar y desarrollar amistades con otras personas mayores.

Los beneficios sociales del ejercicio para los adultos mayores contribuyen en gran medida a mejorar su estado de ánimo y mejorar su perspectiva.

Dicho esto, si has intentado motivarlo a socializar y que realice ejercicio con regularidad, pero, aún experimenta sentimientos de tristeza o desesperación que no desaparecen, es importante que hables con su médico.

Aunque, la depresión en el adulto mayor es común, no es una parte estándar del envejecimiento y nunca debe ignorarse.

8. Longevidad

Según la Organización Mundial de la Salud, la falta de actividad física en adultos mayores es una de las principales causas de muerte en todo el mundo.

Esto se debe a que un estilo de vida sedentario puede provocar problemas cardíacos, obesidad, diabetes, un mayor riesgo de cáncer de colon y varias otras afecciones de salud potencialmente fatales.

Por ese motivo, tu ser querido debería participar en una actividad física para adultos mayores regular, como nadar o caminar, lo ayuda a levantarse de la silla y reduce el riesgo de algunas de estas afecciones graves y fatales.

Incluso si no está participando en una actividad organizada, como caminar o hacer pesas, hacer un punto para moverse y mantenerse activo es esencial para mantener su salud por más tiempo.

Ahora, las formas prácticas de levantarse y moverse cada día incluyen caminar por el vecindario, trabajar en el jardín y comprar comestibles.

9. Prevenir o retrasar el impacto de una enfermedad

Cuando tus seres queridos hacen ejercicio con regularidad, mantienen el corazón latiendo y la sangre fluyendo.

Por supuesto, esto reduce el riesgo de desarrollar muchas afecciones relacionadas con el corazón, como, un ataque cardíaco o accidente cerebrovascular.

Aunque, el ejercicio no siempre previene la aparición de ciertas enfermedades o condiciones de salud, la actividad física para adultos mayores regular también puede ser de beneficio para controlar condiciones como la diabetes, la artritis o el colesterol alto.

10. Salud Mental

Como mencionamos antes, el envejecimiento y la depresión pueden ir de la mano. Sin embargo, puedes combatir la depresión de tus seres queridos a través del ejercicio.

Los beneficios psicológicos de la actividad física para adultos mayores provienen de una mejor función cerebral al permitir que el cerebro establezca nuevas conexiones y, en última instancia, alivie los síntomas de la depresión.

Entonces, vale la pena señalar que esto requiere un compromiso con el ejercicio regular. Salir a caminar de vez en cuando no va a curar la depresión, pero, participar en actividades regulares puede darle a su cuerpo las herramientas que necesita para sanar y restaurar las funciones de su cerebro.

La actividad física para adultos mayores fortalece su corazón

Si tu ser querido mayor recién está pensando en hacer ejercicio, puede ser difícil saber por dónde empezar.

Por esa razón, es mejor recibir asesoría profesional con un médico que lo valorará y le indicará la actividad física para adultos mayores adecuada a su edad, peso y dieta.

Sin embargo, ten presente que en nuestro centro día, tenemos actividades y clases que incentivan el movimiento en nuestros participantes. Así que, ¡!qué esperas para inscribirlo!

Otras notas que te pueden interesar

Notas relacionadas

Adulto mayor con mucho sueño

Adulto mayor con mucho sueño: Una mirada integral

¿Notas que un adulto mayor cercano a ti duerme todo el día y te preguntas si es normal? Aquí te explicamos todo sobre el sueño y descanso en la tercera edad, ofreciéndote una guía amigable para entender y actuar. ¡Acompáñanos en esta aventura por el mundo del sueño de los mayores!

Leer más »
Insomnio en personas mayores

Insomnio en personas mayores: Entendiendo y abordando el desafío

¡Hola! Si has notado que tu ser querido mayor está luchando contra el insomnio, estás en el lugar correcto. Hablaremos sobre cómo el insomnio afecta a los adultos mayores y te daré consejos prácticos y sencillos para que el adulto mayor no solo pueda dormir mejor, sino también disfrutar de una calidad de vida superior. Desde ajustar la rutina diaria hasta crear el ambiente perfecto para descansar, vamos a desentrañar juntos los misterios del sueño reparador. ¡Empecemos a mejorar esas noches de descanso!

Leer más »