Depresión y adultos mayores

Aunque la mayoría de los casos de depresión en el adulto mayor no se pueden prevenir, los cambios saludables en el estilo de vida pueden tener beneficios a largo plazo para su salud mental.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Depresión en el adulto mayor

Prevenir la depresión en el adulto mayor

Sentirse deprimido de vez en cuando es una parte normal de la vida, pero si estos sentimientos duran algunas semanas o meses, es posible que tenga depresión.

Lea este artículo para encontrar signos y síntomas comunes de depresión en el adulto mayor, opciones de tratamiento y si usted o su ser querido pueden estar en riesgo de depresión.

¿Qué es la depresión?

La depresión es un trastorno grave del estado de ánimo. Puede afectar la forma en que se siente, actúa y piensa. La depresión es un problema común entre los adultos mayores, pero la depresión clínica no es una parte normal del envejecimiento.

De hecho, los estudios muestran que la mayoría de los adultos mayores se sienten satisfechos con su vida, a pesar de tener más enfermedades o problemas físicos que los más jóvenes.

Sin embargo, si ha experimentado depresión cuando era joven, es más probable que tenga depresión en la edad adulta.

La depresión es grave y hay tratamientos disponibles para ayudar. Para la mayoría de las personas, la depresión mejora con tratamiento y prevención.

Centro Día

Inscripciones abiertas

Tus seres queridos, realizarán diferentes actividades guiados por un equipo de trabajo profesional que están a cargo de su bienestar integral. Conoce más de nuestro centro día.

El asesoramiento, los medicamentos u otras formas de tratamiento pueden ayudar. No es necesario que sufra, hay opciones de ayuda y tratamiento disponibles. Hable con su médico si cree que podría tener depresión.

Hay varios tipos de depresión que pueden experimentar los adultos mayores:

  • Trastorno depresivo mayor : incluye síntomas que duran al menos dos semanas que interfieren con la capacidad de una persona para realizar las tareas diarias.
  • Trastorno depresivo persistente (distimia) : un estado de ánimo depresivo que dura más de dos años, pero la persona aún puede realizar las tareas diarias, a diferencia de alguien con trastorno depresivo mayor.
  • Trastorno depresivo inducido por sustancias / medicamentos : depresión relacionada con el uso de sustancias, como alcohol o analgésicos.
  • Trastorno depresivo debido a una condición médica : depresión relacionada con una enfermedad separada, como una enfermedad cardíaca o esclerosis múltiple.

Otras formas de depresión incluyen depresión psicótica, depresión posmenopáusica y trastorno afectivo estacional.

¿Cuáles son los factores de riesgo de la depresión en el adulto mayor?

Hay muchas cosas que pueden ser factores de riesgo de depresión. Para algunas personas, los cambios en el cerebro pueden afectar el estado de ánimo y provocar depresión.

Otros pueden experimentar depresión después de un evento importante en la vida, como un diagnóstico médico o la muerte de un ser querido.

A veces, las personas sometidas a mucho estrés, especialmente las personas que cuidan a sus seres queridos con una enfermedad o discapacidad grave, pueden sentirse deprimidas. Otros pueden deprimirse sin una razón clara.

Las investigaciones han demostrado que estos factores están relacionados con el riesgo de depresión en el adulto mayor, pero no necesariamente la causan:

  • Condiciones médicas, tales como derrame cerebral o cáncer;
  • Genes: las personas que tienen antecedentes familiares de depresión pueden tener un mayor riesgo;
  • El estrés del cuidador;
  • Problemas de sueño;
  • Aislamiento social y soledad;
  • Falta de ejercicio o actividad física;
  • Limitaciones funcionales que dificultan la participación en las actividades de la vida diaria;
  • La adicción y / o alcoholismo -Incluido en el trastorno depresivo inducido por sustancias.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la depresión en el adulto mayor?

¿Cómo saber si usted o su ser querido pueden tener depresión? ¿La depresión se ve diferente a medida que envejece?

La depresión en los adultos mayores puede ser difícil de reconocer porque las personas mayores pueden tener síntomas diferentes a los de las personas más jóvenes. Para algunos adultos mayores con depresión, la tristeza no es su síntoma principal.

Depresión en el adulto mayor
Depresión en el adulto mayor

En cambio, podrían estar sintiendo más entumecimiento o falta de interés en las actividades. Es posible que no estén tan dispuestos a hablar sobre sus sentimientos.

La siguiente es una lista de síntomas comunes. Aún así, debido a que las personas experimentan la depresión de manera diferente, puede haber síntomas que no estén en esta lista.

  • Estado de ánimo persistente de tristeza, ansiedad o «vacío»;
  • Sentimientos de desesperanza, culpa, inutilidad o impotencia;
  • Irritabilidad, inquietud o dificultad para quedarse quieto;
  • Pérdida de interés en actividades que alguna vez fueron placenteras, incluido el sexo;
  • Disminución de energía o fatiga;
  • Moverse o hablar más despacio;
  • Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones;
  • Dificultad para dormir , despertarse demasiado temprano en la mañana o quedarse dormido;
  • Comer más o menos de lo habitual, generalmente con aumento o pérdida de peso no planificados;
  • Pensamientos de muerte o suicidio, o intentos de suicidio.

Si tiene varios de estos signos y síntomas y duran más de dos semanas, hable con su médico. Estos pueden ser signos de depresión en el adulto mayor u otro problema de salud. No ignore las señales de advertencia. Si no se trata, la depresión grave puede provocar la muerte por suicidio.

Si es un cuidador de una persona mayor, pregúntele cómo se siente durante sus visitas. Las investigaciones han demostrado que intervenir durante las visitas de atención primaria es muy eficaz para reducir el suicidio en el futuro.

Si es un familiar o amigo, busque pistas. Escuche con atención si alguien de cualquier edad dice que se siente deprimido, triste o vacío durante largos períodos de tiempo. Es posible que esa persona realmente esté pidiendo ayuda. Conocer las señales de advertencia del suicidio y cómo obtener ayuda. Puede ayudar a salvar vidas .

Apoyar a amigos y familiares con depresión

La depresión en el adulto mayor es una condición médica que requiere el tratamiento de un médico. Si bien la familia y los amigos pueden ayudar ofreciendo apoyo para encontrar tratamiento, no pueden tratar la depresión de una persona.

Como amigo o familiar de una persona con depresión, aquí hay algunas cosas que puede hacer:

  • Anime a la persona a que busque tratamiento médico y siga el plan de tratamiento que le recete el médico;
  • Ayude a programar citas médicas o acompañe a la persona al consultorio del médico o un grupo de apoyo;
  • Participe en actividades que le gusten a la persona;
  • Pregúntele a la persona si quiere salir a caminar o andar en bicicleta. La actividad física puede ser excelente para mejorar el estado de ánimo .

¿Cómo se trata la depresión en el adulto mayor?

La depresión en el adulto mayor, incluso la depresión severa, puede tratarse. Es importante buscar tratamiento tan pronto como empiece a notar los signos. Si cree que puede tener depresión, comience por programar una cita para ver a su médico o proveedor de atención médica.

Ciertos medicamentos o afecciones médicas a veces pueden causar los mismos síntomas que la depresión. Un médico puede descartar estas posibilidades mediante un examen físico, aprendiendo sobre su salud y antecedentes personales y pruebas de laboratorio.

Si un médico descubre que no existe una afección médica que esté causando la depresión, puede sugerir una evaluación psicológica y derivarlo a un profesional de la salud mental, como un psicólogo, para que realice esta prueba. Esta evaluación ayudará a determinar un diagnóstico y un plan de tratamiento.

Las formas comunes de tratamiento para la depresión en el adulto mayor incluyen:

  • Psicoterapia, consejería o «terapia de conversación» que puede ayudar a una persona a identificar y cambiar emociones, pensamientos y comportamientos preocupantes. Puede realizarse con un psicólogo, un trabajador social, un psiquiatra u otro profesional de la salud mental con licencia. Ejemplos de enfoques específicos para el tratamiento de la depresión incluyen la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la terapia interpersonal (TIP).
  • Medicamentos para la depresión que pueden equilibrar las hormonas que afectan el estado de ánimo, como la serotonina. Hay muchos tipos diferentes de medicamentos antidepresivos de uso común. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son antidepresivos comúnmente recetados a los adultos mayores. Un psiquiatra, una enfermera especializada en salud mental o un médico de atención primaria pueden recetar y ayudar a controlar los medicamentos y los posibles efectos secundarios.
  • Terapia electroconvulsiva (TEC), durante la cual se colocan electrodos en la cabeza de una persona para permitir que una corriente eléctrica suave y segura pase a través del cerebro. Este tipo de terapia generalmente se considera solo si la enfermedad de una persona no ha mejorado con otros tratamientos.

Se ha demostrado que el tratamiento, en particular una combinación de psicoterapia y medicamentos, es eficaz para los adultos mayores . Sin embargo, no todos los medicamentos o terapias serán adecuados para todos.

Las opciones de tratamiento difieren para cada persona y, a veces, se deben probar varios tratamientos para encontrar uno que funcione. Es importante que informe a su médico si su plan de tratamiento actual no está funcionando y que siga intentando encontrar algo que funcione.

Algunas personas pueden probar enfoques de salud complementarios, como el yoga, para mejorar el bienestar y hacer frente al estrés. Sin embargo, hay poca evidencia que sugiera que estos enfoques, por sí solos, puedan tratar con éxito la depresión.

Si bien pueden usarse en combinación con otros tratamientos recetados por el médico de una persona, no deben reemplazar el tratamiento médico. Hable con su médico sobre qué tratamiento (s) podría ser bueno probar.

No evite recibir ayuda porque no sabe cuánto costará el tratamiento. El tratamiento para la depresión en el adulto mayor generalmente está cubierto por el POS o por la medicina prepagada. Además, algunos centros día pueden ofrecer tratamiento según la capacidad de pago de una persona.

También, el estado colombiano a través del Ministerio de Salud y Protección Social implementó «la estrategia de teleorientación en salud mental, a través de la opción 4 de la Línea 192, dirigida a la intervención en primera instancia, con primeros auxilios psicológicos y altos estándares de calidad, a toda la población que lo necesite».

¿Se puede prevenir la depresión?

Muchas personas se preguntan si se puede prevenir la depresión y cómo pueden reducir el riesgo de depresión. Aunque la mayoría de los casos de depresión en el adulto mayor no se pueden prevenir, los cambios saludables en el estilo de vida pueden tener beneficios a largo plazo para su salud mental.

A continuación, se indican algunos pasos que puede seguir:

  • Sea físicamente activo y coma una dieta sana y equilibrada. Esto puede ayudar a evitar enfermedades que pueden provocar discapacidad o depresión. Algunas dietas, incluida la dieta DASH baja en sodio – Se ha demostrado que reduce el riesgo de depresión;
  • Duerma de 7 a 9 horas cada noche;
  • Manténgase en contacto con amigos y familiares;
  • Participa en actividades que disfrutes;
  • Informe a sus amigos, familiares y su médico cuando experimente síntomas de depresión.

Comunícate con nosotros en Hogar Día Mi Casa y conoce más de nuestro centro día adulto mayor.

Otras notas que te pueden interesar

Notas relacionadas

Depresión en el adulto mayor

Depresión y adultos mayores

Aunque la mayoría de los casos de depresión en el adulto mayor no se pueden prevenir, los cambios saludables en el estilo de vida pueden tener beneficios a largo plazo para su salud mental.

Leer más »
Abrir chat