Tratamiento de la gripe y el resfriado en la tercera edad

Estos consejos son de gran utilidad a la hora de cuidar a nuestros mayores y tener la prevención del contagio de la gripe en los adultos mayores.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
La gripe en los adultos mayores

La gripe en los adultos mayores

Prevención del contagio de la gripe y el resfriado

Un resfriado es una infección leve de la nariz y la garganta que dura entre unos pocos días y unas pocas semanas, hasta tal punto que los adultos mayores pueden padecer entre 2 y 4 resfriados por año. Con el cambio climático es común que se generen resfriados recurrentes y por ende afecte a nuestros abuelos.

La gripe en los adultos mayores es una de las enfermedades más común y con la que hay que tener especial cuidado si la sufren los niños y las personas adultos mayores, grupos de población más vulnerables ante las enfermedades. Por eso, es importante saber cómo podemos proteger a nuestros mayores ante él.

Dada la vulnerabilidad de las personas de la tercera edad ante cualquier enfermedad, y si bien es cierto que es prácticamente imposible evitar el contagio, es importante conocer una serie de recomendaciones que pueden reducir el riesgo de padecer la gripe en los adultos mayores y pueda tratar de evitarlo:

  • Evitar el contacto con personas resfriadas, especialmente durante los tres primeros días.
  • Lavarse las manos tras tocar la piel de una persona con resfriado o tras tocar algún objeto que este haya tocado anteriormente.
  • Si hablamos de la persona resfriada, esta puede taparse la nariz y la boca al toser o estornudar con pañuelos de un solo uso. Además de esto, lavarse las manos al toser o estornudar.
  • Y siempre usar tapabocas, este le permitirá no contagiarse o evitar que otros se contagien.

Es importante mantener un tratamiento de la gripe en personas mayores, debe tener en cuenta que nuestro adulto mayor beba una buena cantidad de líquidos, agua o zumos como:

  • Vitamina C para fortalecer el sistema inmunológico.
  • Descongestivos o suero para la congestión nasal.
  • Analgésicos para calmar el malestar y para la fiebre.
  • Tratamientos para la tos.

Recuerde que no es aconsejable automedicarse para tratar la gripe en los adultos mayores. Es importante contar siempre con la opinión de un profesional. Además, estas medidas ayudarán a calmar los síntomas:

  • Conservar el espacio en el que estemos con la suficiente humedad para que el “moco” circule de manera más fácil.
  • Seguir una dieta equilibrada y ligera con alimentos ricos en Vitamina C, además de sopas o verduras.
  • Evitar sonarse con mucha frecuencia para evitar irritación e infecciones.
  • Llevar una vida sana, evitar el alcohol y el tabaco y descansar lo necesario.
  • Mantener las manos limpias para evitar la propagación de microbios.

En Hogar Día Mi Casa, jardín para adultos mayores nos preocupamos por la salud de nuestros abuelitos, somos especialistas en atención al adulto mayor,  por ello, les aconsejamos mantenerlos siempre bien abrigados y tratar de que no estén expuestos a sitios muy fríos o con mucho viento. Estos consejos son de gran utilidad a la hora de cuidar de nuestros adultos mayores y tener la prevención del contagio de la gripe en ellos.

Notas relacionadas

Depresión en el adulto mayor

Depresión y adultos mayores

Aunque la mayoría de los casos de depresión en el adulto mayor no se pueden prevenir, los cambios saludables en el estilo de vida pueden tener beneficios a largo plazo para su salud mental.

Leer más »
Abrir chat