La pérdida de audición en los adultos mayores

Si se detectan alteraciones auditivas en personas de la tercera edad, es importante acudir al otorrinolaringólogo para que el médico especializado realice un diagnóstico y otorgue un tratamiento.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Musicoterapia para las personas mayores

Problemas auditivos en el adulto mayor

Si se detectan alteraciones auditivas en personas de la tercera edad, es importante acudir al otorrinolaringólogo para que el médico especializado realice un diagnóstico y otorgue un tratamiento.

Uno de los problemas que más afecta a los adultos mayores es la pérdida o disminución parcial o gradual de la capacidad para oír. Se cree que al menos 1 de cada 3 personas entre los 65 y 75 años presenta dificultades para escuchar. Es por eso que en esta ocasión hablaremos de los problemas auditivos en el adulto mayor.

Al tener dificultades de audición, puede ser difícil:

  • Entender y seguir consejos médicos
  • Disfrutar conversaciones con amigos y familia
  • Movilizarse, desplazarse y ser independiente
  • Sentir frustración y vergüenza
  • Estar expuesto al peligro y a riesgos

Presbiacusia

Es la pérdida progresiva de la capacidad física para oír altas frecuencias. Tiende a ser más propenso en adultos entre 65 y 75 años.

La presbiacusia se manifiesta por hipoacusia bilateral, simétrica y progresiva; es decir, primero afecta las frecuencias con que se escuchan los tonos agudos y luego los tonos medios. Un síntoma de esta afectación es la dificultad auditiva en ambientes expuestos al ruido.

Hipoacusia

Es la disminución de la sensibilidad auditiva. Puede ser unilateral y afectar a un solo oído, o ser bilateral y afectar a los dos. Dentro de las causas se encuentra el tapón de cerumen: la piel que recubre el conducto auditivo externo presenta folículos pilosos, glándulas sebáceas y ceruminosas que producen cerumen. Esta afección también puede desarrollarse por el uso de fármacos que generan lesiones en las células sensoriales del oído interno.

Tratamiento y cuidados para los problemas auditivos en el adulto mayor

Si se detectan alteraciones auditivas en personas de la tercera edad, es importante acudir al otorrinolaringólogo para que el médico especializado realice un diagnóstico y otorgue un tratamiento. Sin embargo, existen algunas medidas que se pueden adoptar en la comunicación para mitigar los problemas auditivos en el adulto mayor.

  • No gritar
  • Hablar de frente y mirando a la cara
  • Vocalizar y gesticular de manera adecuada y lenta
  • Usar ambientes silenciosos
  • Emplear la lectura de labios o el lenguaje de señas

Audífonos para problemas auditivos en el adulto mayor

Los audífonos son dispositivos electrónicos que captan, amplifican y adaptan las frecuencias de sonido según los límites de capacidad de percepción y tolerancia para tratar los problemas auditivos en el adulto mayor. Existen diferentes modelos de audífonos:

  • Retro auricular: ofrece mayor potencia de amplificación y está indicado para personas con pérdidas moderadas a severas.
  • De molde abierto: se usa en caso de pérdidas leves a moderadas.
  • Intra auricular: ideal para personas que registran pérdidas leves a moderadas.
  • Implantes cocleares: se implantan en el oído interno mediante cirugía. Ayudan a darle una sensación de sonido a las personas que están profundamente sordas o que tienen problemas severos de audición.

Es importante aclarar que el tratamiento dependerá del nivel de la pérdida de audición.

Hogar Día Mi Casa es un Centro Día gerontológico, ubicado en el norte de Bogotá. Nos preocupamos por el bienestar físico y emocional y buscamos prevenir los problemas auditivos en el adulto mayor.

Ingresa a https://hogardiamicasa.com/notas/ y entérese de cómo ayudar a mejorar el bienestar de los adultos mayores.

 

Notas relacionadas

Danza y motricidad gruesa en el adulto mayor

Beneficios de la danza y motricidad gruesa en el adulto mayor

La actividad física para la población que envejece es importante para el bienestar físico y mental. La danza y motricidad gruesa en el adulto mayor puede mejorar la fuerza, la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio, razón por la cual la danza se ha convertido en un ejercicio cada vez más popular. También es una forma divertida y social de hacer ejercicio.

Leer más »