Las personas mayores y sus nuevas actividades

La práctica de ejercicio físico regular es una de las principales estrategias no farmacológicas para envejecer de forma más saludable y mejorar la calidad de vida relacionada con la salud de las personas mayores.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
bogota norte hogar geriatrico

Las personas mayores comienzan nuevas actividades

El envejecimiento activo puede llevar a la persona a incrementar su esperanza de vida y a disminuir los índices de morbilidad a lo largo de los años.

La práctica de ejercicio físico regular es una de las principales estrategias no farmacológicas para envejecer de forma más saludable y mejorar la calidad de vida relacionada con la salud de las personas mayores. El envejecimiento activo puede llevar a la persona a incrementar su esperanza de vida y a disminuir los índices de morbilidad a lo largo de los años. Este fenómeno se debe a los efectos beneficiosos que tiene la práctica de ejercicio físico sobre variables biológicas y psicosociales del ser y que se materializan de forma muy evidente en personas de avanzada edad. Considerando estas premisas, el objetivo de esta revisión es destacar las últimas evidencias científicas acerca de los efectos que tiene sobre la salud del adulto mayor la práctica de ejercicio físico regular.

Existen cuatro tipos principales de ejercicios y las personas mayores necesitan realizar un poco de cada uno:

  • Actividades de resistencia, como caminar, nadar o andar en bicicleta – que desarrollan resistencia y mejoran la salud del corazón y el sistema circulatorio.
  • Ejercicios de fortalecimiento, que desarrollan tejido muscular y reducen la pérdida muscular relacionada con la edad.
  • Ejercicios para estirar los músculos, para mantener el cuerpo ágil y flexible.
  • Ejercicios de equilibrio para reducir las posibilidades de sufrir una caída.

Los resultados positivos que tiene la actividad física en el organismo, tanto a nivel físico como psíquico, son muchos, una persona mayor al jubilarse o al decidir no trabajar más, debe interesarse por comenzar nuevas actividades que le permitan mantener el máximo de tiempo posible la autonomía física y mental, conservar la salud, las condiciones físicas y psíquicas. Para ello será necesario adquirir hábitos de conducta adecuados y una forma de vivir que se relacione con la salud, entre estos hábitos están los hábitos alimentarios tanto en calidad como en cantidad, realizar actividades gratificantes como actividades físicas y recreativas, tratando de mejorar la calidad de vida y así vivir una vida tranquila y feliz a esta edad.

Notas relacionadas

Depresión en el adulto mayor

Depresión y adultos mayores

Aunque la mayoría de los casos de depresión en el adulto mayor no se pueden prevenir, los cambios saludables en el estilo de vida pueden tener beneficios a largo plazo para su salud mental.

Leer más »
Abrir chat